Saltar al contenido

Historia del Tarot de Marsella

Circulan muchas historias acerca del origen del Tarot. Puedes encontrar y leer diferentes mitos sobre su origen, desde los Atlantes, Egipto, China, India, etc. En este artículo vamos a hacer una aproximación histórica para que conozcas información seria y veraz acerca de la Historia del Tarot de Marsella.

Advertencia: existen otros Tarots, como el Ryder, el Egipcio, etc, que son modificaciones del original. Por eso, vamos a estudiar directamente el Mazo de Tarot que da origen a este apasionante Arte del Tarot de Marsella.

Para escribir este artículo, me he basado en el increíble trabajo de investigación de Marianne Costa (El Tarot paso a paso) y la Vía del Tarot (Jodorowsky – Costa). Si te apasiona el trabajo de estas dos personas, te dejo los enlaces a sus libros.


Historia del Tarot de Marsella – Origen

Los ejemplares más antiguos que se conocen, datan de los siglos XVI y XVII. En concreto, aquí tienes una imagen de los Arcanos Mayores del Tarot de Pierre Madenie, de 1709.

historia del tarot
Tarot de Pierre Madenie, 1709

Cuando decimos Tarot de Marsella, nos referimos a un tipo de representación original de Francia, creada entre los siglos XV y XVI. En toda aquella época estuvo muy de moda hasta el siglo XIX. En esta época, el Tarot empieza a utilizarse como oráculo y método de adivinación.

Es muy posible que el Tarot como juego de mesa fuera anterior al Tarot como Oráculo.

En 1505, podemos encontrar el Italia, el término «Tarocchi«, para referirse a este juego. En ese mismo año, también podemos encontrar en Francia la palabra «Taraux«, de nuevo, como juego de cartas. Parece ser que la palabra «taraux», vendría del verbo «Tarauter», ornamentar el reverso de las cartas con puntos o figuras para que no se pueda ver la carta por transparencia.

Más adelante, la visión esotérica del Tarot, dará otros orígenes a la palabra, ya sea del hebreo, egipcio o la inversión de la palabra latina «Rota» (rueda), entre muchas hipótesis, algunas de ellas con una gran carga de fantasía.


Historia del Tarot: El juego de cartas anterior al Tarot

Antes que el juego del Tarot tal como lo conocemos, existía la baraja de cartas de Tarot como juego de mesa, sin las connotaciones esotéricas o adivinatorias. Estos juegos antiguos, eran barajas pintadas a mano, destinadas a la nobleza de la época. Eran verdaderas obras de arte, las cuales, debido a que estaban pintadas sobre papel, muy pocas han sobrevivido al paso del tiempo.

Estos juegos de cartas ya aparecen alrededor de 1370 y se desconoce su país de origen, siendo muchas las hipótesis. Se habla de un posible origen chino, ya que hay evidencias de que en el siglo XII, ya existían juegos de cartas en este país. Quizá las invasiones Mongoles pudieran haber traído estos juegos desde China hasta Hungría y de ahí hacia Europa.

Otra teoría nos cuenta que quizá las cartas viajaron desde China hasta Europa, a través de las rutas de comercio de la época.

O quizá también pudieron viajar desde China, hasta la India y Oriente. En Egipto hay juegos de cartas datados del siglo XIII, bastante similares a los juegos de cartas chinos.

El juego «Ganjifa«, o juego mameluco, tiene su origen en Oriente próximo y es el que más se parece a los juegos de cartas europeos, con los 4 palos o series menores y las figuras representando las jerarquías del reino.

Parece ser que hay dos influencias originales. Los juegos procedentes de Alemania, con sus 4 series muy diferentes (patos, ciervos y otros animales, etc). Y los juegos del Sur de Europa, muy similares a los juegos de Egipto, que en España e Italia tienen los palos de Oros, Bastos, Copas y Espadas y tres figuras reales, rey, paje y caballero.

Los nombres que se usan son Naipes, en España, o Naibbi en Italia. Estos nombres es muy posible que remitan a la palabra Na’ib, nombre usado en Oriente Medio. Quizá la entrada de la cultura árabe en España, pudo haberlos introducido en la cultura europea.

El que se conozca tan bien el uso de las cartas en aquella época, se debe a que hay multitud de decretos de prohibición. En el siglo XIV surgen muchas prohibiciones de jugar a las cartas, obviamente debido a su éxito.

Para terminar esta primera visión del origen de las cartas, remarcar que no aparecen las cartas de Arcanos Mayores. Por tanto, esta serie es posterior y marcará un nuevo rumbo para el Tarot.


Arcanos Mayores – El Tarot al completo

En la historia del Tarot, el más antiguo data de 1450, en Milán, Italia. Es el conocido Tarot Visconti-Sforza (ver en Amazon), el cual podemos encontrar en reproducciones modernas. Aunque has de saber que no existe ninguna baraja completa y las cartas que no se han podido encontrar, se han pintado por dibujantes modernos. Esto no significa que no existieran otros anteriores, pero no tenemos ninguna evidencia.

Tarot Visconti – Sforza

Este Tarot es una verdadera obra de arte, pintadas a mano probablemente por el pintor Bonifacio Bembo, y destinadas para el Duque de Milan, Filipo Visconti y su sucesor, Francesco Sforza.

En este Tarot, los Arcanos Mayores no están numerados y faltan algunas figuras del Tarot de Marsella que conocemos hoy día. Quizá su uso era un recorrido vital y moral, alegorías, virtudes humanas o el poder espiritual y temporal.

El contexto cultural de este Tarot, nace en pleno renacimiento, donde es muy posible que las influencias de Petrarca se hagan eco en el tarot. Quizá pudiera ser un camino espiritual, ya que también es un reflejo de estas preocupaciones de la época. El sentido de la vida, la muerte, el paso del tiempo, las virtudes, etc. El Tarot recoge el pensamiento y el sentido metafísico de la época.


Juego Didácticos

Durante el siglo XV, también aparecen juegos de cartas con el objetivo de educar, a partir de imágenes. Se pasa de prohibir los juegos de cartas a utilizarlos como herramienta pedagógica y educativa. El Tarot de Mantegna, aunque no es un Tarot en sí, recoge cinco series de diez cartas, con diferentes temas sociales y religiosos. Muchas de estas cartas, aparecerán en el Tarot de Marsella ( Caballero, Rey, Fuerza, Templanza, Papa, Luna, Sol, etc). El Tarot refleja el pensamiento humanista de la época.

Otro ejemplo de Tarot educativo, es el Tarot Sola Busca, con 78 cartas. Tiene los 22 arcanos mayores con imágenes del mundo romano. Las series menores, son escenas con personajes, en vez de ser las series de oros, bastos, copas y espadas. Las representaciones de los arcanos menores, han servido de modelo para las cartas del Tarot Ryder.

Tarot Sola Busca

El Tarot Sola Busca es el más antiguo que se conserva entero. Las referencias al mundo alquímico y el conocimiento hermético, son presentes en muchas cartas. Aunque este Tarot no representará al Tarot de Marsella, es un Tarot muy importante por el recorrido espiritual que representa.


El Tarot de Marsella

Entre la fecha del Tarot Visconti-Sforza en 1450 y el Tarot considerado como el standard de Marsella, cerca de 1650, pasan dos siglos en los que el Tarot causa pasión y furor en Francia. De hecho el nombre Tarot de Marsella tiene su origen en la ciudad de Marsella, que era el centro de producción de Tarots más importante.

No se sabe en qué momento este modelo de Tarot se instaura, pero durante estos 2 siglos, se va afianzando hasta llegar a ser el modelo base del Tarot, que será reproducido y copiado hasta nuestros días.

Durante el siglo XV aparece el oficio de fabricante de naipes. En esta época, se empiezan a utilizar moldes en madera con las imágenes de las cartas. Estos moldes eran fabricados por el Tallador de moldes de cartas. Estos moldes irán circulando y pasando de mano en mano, a veces con modificaciones y rectificaciones. A veces el mismo impresor de cartas era quien tallaba los moldes, aunque también era muy habitual el comercio de moldes, por lo que a veces se usaban moldes muy anteriores a la fecha de impresión.

Parece ser que el Tarot de Marsella tendría un origen italiano, del cual podemos identificar 3 líneas diferentes, el Tarot de Bolonia, el Tarot de Ferrara y el Tarot de Milán, que sería el origen del Tarot francés.

De todas maneras, hay un salto en cuanto al estilo. De los Tarots Visconti-Sforza, a los Tarots de Marsella, se pueden apreciar diferencias enormes en cuanto a estilo, etc. Aunque comparten semejanzas, 78 cartas divididas en 4 palos y los Triunfos.

Las características propias del Tarot de Marsella son:

  • Dibujos de estilo medieval, anteriores al Renacimiento, lo cual sorprende bastante esta transformación
  • Los Triunfos van numerados y con nombre francés
  • Correspondencias precisas en las cartas con la misma numerología

Es a partir del siglo XVII que ya podemos encontrar un rastro en la Historia del Tarot de Marsella, con juegos completos o casi completos, provenientes de Paris. En estos juegos ya podemos encontrar cómo es el modelo habitual de Tarot.

  • Orden de los Triunfos
  • Triunfos nombrados y numerados
  • Iconografía de los Triunfos, exacta a la que conocemos
  • Los 4 palos menores, oros, bastos, copas y espadas
  • Las figuras de Paje, Reina, Rey y Caballero

De esta manera, Francia se convierte en principal productor de Tarots, exportando a Italia, Alemania, etc. El hecho de que Marsella sea uno de los principales lugares de producción de Tarots, hará que en el siglo XIX, se le nombre como Tarot de Marsella. Llega a tener tanto éxito, que a mitad del siglo XVIII, se calcula una media de producción anual de 914.000 ejemplares.


Historia del Tarot y la Adivinación

Parece que la interpretación de las cartas, ha ido de la mano del Tarot mismo desde sus inicios. La necesidad de interpretar los Arcanos Mayores, buscando un sentido simbólico ha estado presente.

En cuanto a la cartomancia, ya en el siglo XVI aparece un tratado de adivinación a través de las barajas de cartas. Aunque no habla directamente del Tarot, ya nos indica su uso en la adivinación.

A partir del siglo XVIII la cartomancia y la adivinación con el Tarot cobra mucha fuerza. El Tarot se convierte en libro de sabiduría y conocimiento del futuro.

Durante el siglo XIX, con la revolución industrial, se usan procesos más modernos y rápidos para imprimir las cartas. Eso favorece la creación de nuevos tarots y oráculos, para su utilización como arte adivinatoria, a medida que se expande el uso esotérico del Tarot. Aparecen los «Tarots Mejorados». La Historia del Tarot se va a diversificar enormemente.


Court de Gébelin y la cartomancia Egipcia

Aproximadamente en 1770, el enciclopedista y francmasón Antoine Court de Gébelin, escribe una enorme colección de libros llamado «Le Monde Primitif», una explicación de la edad de oro antigua, basada en influencias neoplatónicas, cabalísticas y egipcias.

En el octavo tomo de su inmensa obra, habla sobre su encuentro con el Tarot y la iluminación que experimenta. Tiene una revelación sobre su origen y declara que la Historia del Tarot es de origen Egipcio. Desde luego, la egiptomanía empezaba a hacerse notar.

Gébelin define al Tarot como un libro portador de un conocimiento secreto.

En su Monde Primitif, explica el significado de las cartas, previa modificación de algunos nombres. El Carro se convierte en Osiris, etc. En unas 50 páginas, interpreta cada carta. Es un valioso documento que nos aporta mucha información. Y quien sabe si realmente tuvo una inspiración, ya que los juegos mamelucos, tienen su origen en Oriente.


Jean Baptiste Alliette

Este curioso personaje, bajo el apodo Etteilla (su apellido al revés), profesor de matemáticas, es quien desarrolla el Tarot como cartomancia. Inspirado en Gébelin, adopta sus ideas y crea su propio Tarot como oráculo. Hoy día todavía se utiliza la cartomancia de Etteilla.

Todos estos personajes, junto a otros como Marie Anne Lenormand y otros, crean el uso cartomántico del Tarot. El Tarot de Lenormand se sigue utilizando hoy día también, como forma adivinatoria.

Las características de la cartomancia, es la interpretación libre de las cartas, analizando a la vez las reacciones de la persona. Es lo que se conoce por «Lecturas Frías», proposiciones muy generales e imprecisas (veo a alguien que ha muerto o va a morir», y se analiza la reacción de la persona para ir afinando más, hasta decir a la persona exactamente aquello que la misma persona nos muestra con sus reacciones.

Este tipo de lecturas, se basan en el miedo, la exageración, la esperanza y la desesperación. Ni que decir tiene que este tipo de lecturas, se basan en una relación tóxica entre el «vidente» y el consultante, ya que explota sus miedos y emociones viscerales, para lucrarse. El secreto de su éxito es justamente tocar los miedos de la persona. Hoy día esta manera de hacer, es muy habitual por desgracia.


Eliphas Levi

Ocultista y estudioso de la cábala, en 1854 publicó «Dogma y Ritual de Alta Magia», donde habla del Tarot. Esta obra influirá en todo el movimiento ocultista francés de la Belle Epoque. Mezcla la cábala, el ocultismo, la egiptomanía y la magia, unificándolo todo en el Tarot.

Éliphas Levi dice en su libro:


«Es una obra singular y monumental, simple y poderosa como la arquitectura de las pirámides, por lo tanto, perdurable como ellas; un libro que compendia todas las ciencias y cuyas infinitas combinaciones pueden resolver todos los problemas; un libro que habla haciendo pensar; inspirador y regulador de todas las concepciones posibles; acaso la obra maestra del alma humana y sin duda alguna una de las cosas más hermosas que nos ha legado la Antigüedad.»


Lévi revisa y modifica el Tarot, hasta crear su propia versión, mejorando la original. Esta práctica iniciada por Lévi, será seguida por otros «maestros» de Tarot, los cuales modifican, revisan y corrigen los errores del original, para que coincidan con las creencias y referencias de su autor. Parece ser que la Historia del Tarot empieza con sus modelos «mejorados».

Eliphas Lévi inicia esta práctica de reinterpretar y modificar las cartas para hacerlas coincidir con una ideología o cultura. Después de él, muchos otros se unirán a esta costumbre, cada uno lanzando la versión real y auténtica de su Tarot.

La primera persona que introduce la palabra «Arcano» es Paul Christian, uniendo el Tarot a la Astrología.

Papus (Gerard Encausse), discípulo de Lévi, crea junto con Oswald Wirth, un nuevo Tarot, adaptado para que coincida con la Cábala. Este Tarot tendrá gran influencia en los Tarots del siglo XX.

Oswald Wirth, en 1889, también diseñará un Tarot, el «Tarot de los imagineros de la Edad Media», junto con un libro para su interpretación. Este trabajo aún sigue siendo muy utilizado actualmente.


Historia del Tarot : Arthur E. Waite

Integrante del movimiento ocultista «Golden Dawn», del cual será Gran Maestre, Waite encarga a la dibujante Pamela Colman Smith que diseñe un tarot con escenas en los arcanos menores, más fáciles de leer que en su versión original. Pamela se basa en parte en el tarot medieval Sola Busca. De esta manera, en 1910, nace el Tarot Rider Waite. Este Tarot será muy utilizado en el mundo anglosajón y hoy día es uno de los más utilizados, dando lugar también a numerosas versiones de éste.


Aleister Crowley

Otro personaje importante en los nuevos tarots, es Aleister Crowley, miembro también de la Golden Dawn. Creará el Tarot de Thot, inspirado en la astrología, las energías universales y la cábala. Es uno de los Tarots, junto al Rider Waite, que más se usarán en el movimiento hippy y new age.

tarot crowley
Tarot de Aleister Crowley

Paul Foster Case

Otro ex miembro de la Golden Dawn, Paul Foster como no, también crea su Tarot, con la novedad de que intenta reconciliar y recuperar los orígenes cristianos y musulmanes. Propone que sabios de estas culturas se reunieron para compilar su sabiduría y conocimientos en un libro de imágenes.

Esta teoría influirá en Alejandro Jodorowsky, que en su libro La Vía del Tarot, propone que sabios de las tres culturas (cristiana, musulmana y judía), se reunieron para crear un sistema de conocimiento en forma de imágenes, dando lugar a un juego en apariencia inocente, pero cargado de una profunda sabiduría.


Historia del Tarot : siglo XX

El siglo XX marcará un nuevo auge y reconocimiento del Tarot de Marsella. Numerosos artistas e intelectuales lo estudian y lo reinventan, intentando acercarse cada vez más a su origen y significados, iniciando también un encuentro entre la psicología, el coaching y el Tarot.

Paul Marteau

En 1930, este fabricante de naipes, crea un Tarot, intentando recuperar la tradición iniciática del Tarot de Marsella. Inspirándose en su colección de Tarots, en concreto utiliza el antiguo Tarot de Nicolas Conver y quizá también el Tarot de Besançon, y se modifican los colores, aumentando la paleta para que sea más vivo.

En el libro que Marteau escribe para acompañar a las cartas, se incluye algo muy novedoso, una explicación que desmonta toda la visión ocultista, para liberar al Tarot de prácticas esotéricas y colocarlo como herramienta racionalista, como proyección del inconsciente.

tarot origen

Se propone por fin, una lectura de las cartas, como si fueran letras de un alfabeto, en las que debemos observar cada detalle. Se huye de una única interpretación y aún más, de una adivinación. Ahora es la sensibilidad, la observación y la intuición, la que dirige la mirada atenta del lector de Tarot. Esta nueva visión, culminará con los trabajos de A. Jodorowsky,


Alejandro Jodorowsky

Figura clave en la recuperación de la Historia del Tarot en el siglo XX. Propone la observación atenta de cada carta, detalles, miradas, objetos, su relación numérica y numerológica, para descifrar su lenguaje y poder interpretarlo. Crea la lectura de Tarot como narración, desde la visión poética y la libertad para interpretar los infinitos mensajes y combinaciones entre cartas. Jodorowsky también crea su propio Tarot, junto con Philippe Camoin, al cual llaman el Tarot Restaurado.

origen del tarot

El Juego del Ser

El siglo XX y el nacimiento de la psicología Junguiana, los arquetipos y las proyecciones del inconsciente, ven en el Tarot un espejo del alma. A través de las cartas, podemos llegar a conocernos, a descubrir nuestros traumas y bloqueos y a profundizar en la persona.

Se pasa de la idea del Tarot de predicción a la de Tarot como consulta.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, el auge de los Tarots es imparable. Surgen cientos o miles de Tarots, de temáticas muy diversas. La palabra Tarot se convierte en un término para designar cualquier serie de imágenes para realizar consultas, sin importar el número o la estructura.

Hoy día tanto el uso predictivo como de autoconocimiento, se dan a la par. Es muy fácil encontrar videntes de Tarot, así como terapeutas que lo usan en sus consultas.

Esto ha generado el desarrollo de una ética, o código deontológico del lector de Tarot. Hoy día ya se conocen los efectos tóxicos de las tiradas proyectivas o predicciones negativas, generando un malestar y una codependencia hacia quien tiene los «poderes» para ver nuestro futuro. Por el contrario, las lecturas positivas, siempre para ayudar a la persona y empoderarla, son las que deben usarse en una lectura de Tarot.

El Tarot se convierte entonces en una Vía del Corazón, un camino para vivir en amor. En la Presencia y la Sensibilidad, nos dejamos sorprender y llevar por el Juego del Ser.